2 de febrero de 2001

Sólo para una inquieta minoría
.


Klein Guzmán, bajista de Los Revoltosos y creador de "100% Chileno" de radio El Canelo AM.
"Hay que tratar de darle un poco de cabeza a los cabros", dice Klein frente a la grabadora, minutos después de iniciar la conversación con PF, en una fuente de soda de Estación Central, ahí detrás del terminal de buses. El telón de fondo no puede ser más inspirador: parroquianos enfrente de un TV conectado a Sky y envases llenos, a medias y vacíos de cerveza. Cae otra noche sobre Santiago (como dice la canción de Los Miserables: "¡qué frustraciones!"). Hace calor. Es miércoles y parece que es el fin de jornada de todo un gran grupo de gente de esta ciudad.

Hace poco rato terminó el programa de Klein, el "100% Chileno" en la radio El Canelo, 1490 AM. Y ese "hay que tratar de darle cabeza...", uno de los objetivos del espacio, suena como necesidad ante tanta chatura diaria. Eso sí, teniendo como canal de comunicación, el rock hecho en este país.

Con un año y medio de vida, y emitido miércoles y sábados por la tarde, "100% Chileno" cuenta con un nada despreciable montón de auditores, ansiosos de agarrar algo de lo que no suena en otros lados. Un pedazo de ese rock nacional, contestatario, sudado, autogestivo y esencialmente rebelde. El lenguaje de las tribus... ¿Etiquetas? Metal, punk, ska, rockabilly, thrash, dark, aggro. Hay para todos los gustos. Bueno, casi... No busques a la supernova aquí.

Klein Guzmán tiene 26 años y es uno de los creadores de esta hora y media que se define para "la inquieta minoría". El personaje se las trae, ya que tiene el privilegio de saber de lo que habla. No sólo es productor y locutor del programa, sino que es el encargado de la voz y el bajo en Los Revoltosos, trío constituido también por su hermano Jando, cultivador de un punk aceitoso que mezcla blues y rocanrol, en fuertes dosis. O sea, ha estado arriba, abajo y entremedio del escenario. Lo de Los Revoltosos es su más reciente incursión sobre las tablas ya que su curriculum registra el haber tocado con dos combos de sensible presencia en la escena rockera chilena de los 90: Profetas y Frenéticos (junto al ex Prisionero Claudio Narea) y Los Peores de Chile. Esto es como partir con el sueño del pibe, o sea, tocando y grabando con grupos con tiraje nacional mediante sellos grandes (inclusive transnacionales como BMG).

El locutor y músico reflexiona sobre este viaje circular: "Yo creo que si soportamos la miseria y la escoria, hemos podido aprovecharnos del sistema. Creo que hemos estado en los dos polos y con bastante dignidad. Con fuerza. Es por eso que cada día nos sentimos más perros... Es bueno volver a la calle".

¿Estado actual de la banda? Los Revoltosos poseen un caset autoproducido llamado "Rock de Ultratumba". Sobre esto, dice Klein: "Teníamos unas ganas hambrientas de sacar un caset para mostrar nuestra música masivamente. Lo grabamos en vivo en la sala SCD. Fue autogestionado, todo salió de nuestro bolsillo y lo que no, salió gratis. También nos encargamos de la distribución... Bueno, a mí me gustaría solamente tocar pero la autogestión y la autodeterminación es una cosa importante aunque te vaya más o menos nomás".


TRABAJO DURO


Casi palabra por palabra, lo dicho por Klein, caracteriza al espíritu de bandas y radioescuchas de "100% Chileno". Generar y apoyar una escena de rock radical y consciente en este país. Para ello, el programa se preocupa de dar a conocer lo que hay, desde las agrupaciones de larga y potente trayectoria, como Los Fiskales Adhok, BBs Paranoicos, Criminal, Yahaira, Dorso y Los Miserables, hasta las más recientes... Nombres incipientes pero nada conformistas: Kakumen, Extremo Ausente (Peñaflor), Vacalácticas, Mantra, Los Espermios (Nos), Arsenal (Iquique), Los Traumados, entre otros. Tal es una parrilla de programación tipo de "100% Chileno".

"El programa quiere potenciar estas bandas, que son de cabros de 14 y 15 años muchas veces y que son de miedo", dice Klein. "Curiosamente, no suenan en ninguna parte, entonces hay que abrir los medios de comunicación, porque son súper cabrones y no dejan espacio pa? nada. Esta es una lucha contra el sistema y hay que pegar los cuchillazos bien certeros".

Así, recibe material de todo Chile y con calidades sonoras muy diversas, cosa que no importa mucho. No hay una censura técnica. "En el programa no nos pajeamos tanto en ideología. Queremos mostrar... Tal como es. No queremos imponer nada", sostiene el músico y locutor.

Durante una emisión de "100% Chileno" pueden pasar varias cosas. Entrevistas en vivo a invitados, reportes de tocatas y recuerdos para los más nostálgicos ("Los dinosaurios del rock... para demostrarle a los chicos que aquí se hacía rock en los 60 y 70, con Los Jaivas, Aguaturbia, Los Jockers y tantos otros").

Pero lo fundamental es la construcción. Como el asunto de la promoción de las bandas es uno de los pilares de "100% Chileno", se ha hecho un concurso para que las bandas más sólidas y que no poseen plata para grabar, puedan hacerlo en los estudios de la radio. Es el "A Ras de Piso".

"Las bandas nos mandaban el material, grabado como fuera, lo poníamos en el programa y en el mes elegíamos a uno y lo grabábamos. Esto produjo que mucha gente se acercara al programa", sostiene Klein y saca sus propias conclusiones: "Creo que hay mucha gente joven que se pierde. O sea, si no los grabas, si no los pones en la radio, los chicos se desilusionan y no hay más grupos ni recitales... Y lo que pretende el sistema es que no pensemos más. Que seamos una mano de obra barata. Entonces, hay que hacer que la cultura crezca desde abajo, desde el barrio, desde las bandas más podridas que, en realidad, son las que tienen más futuro".

Ese afán ha llevado al programa, además, a producir recitales al aire libre y en locales. El circuito completo. Trabajo duro. Tal como la pega habitual de Klein, que le entrega las monedas: desarmando vehículos en un taller. " Sí, es una pelea dura, pero hay que darla... Por ejemplo incentivando a la gente a que apoye su escena, que vaya al recital y pague su entrada o compre su fanzin o caset, que no lo piratee. Yo creo que muchos lo saben, no son tontos, pero con el copete, la locura, se pierden un poco los horizontes de vivir como nos gusta".


TODAVIA HIJOS

DE PINOCHET


A través de lo que has visto en "100% Chileno" ¿La gente de los grupos se la cree o lo hacen por moda o por aprovechar las horas?

"Creo que siempre la cosa ha estado mal. Los chicos se toman toda la plata. No hay una conciencia real... Pero creo que va cambiando de a poco. Hay mucha gente que se está dando cuenta que la cosa no es sólo pararse los pelos, ir a un recital y emborracharse. Hay una generación nueva como la de los okupas, por ejemplo. Hay otro grupo de gente, que son profes, antropólogos y sicólogos que siguen siendo punkis aunque ya tienen 30 años y están pensando más la cosa... Bueno entre todos, creemos que los cambios tienen que ser más radicales y conscientes y que la historia tiene que ser pa? nosotros mismos. Un problema grande es el alcoholismo y la drogadicción que agota la mente de los chicos. Las broncas y las peleas también".

Tengo la impresión de que alguna gente que está en bandas posee un discurso muy fuerte y radical, pero conforme les vas preguntando algunas cosas comienzan a caer en contradicciones... ¿Es así?

"Sí, ocurre. Por ejemplo, en el metal puede pasar. No entiendo que haya gente que cante en inglés. Sería la raja que bandas chilenas toquen en castellano, como Dorso".

Qué es lo que más te ha llamado la atención de las bandas que han pasado por tu programa?

"Básicamente, la represión moral que existe en este país. Son todos unos pacatos. El sistema te corta la cabeza y si eres un poco distinto ya te miran mal. Hay un control social súper fuerte sobre los jóvenes y sobretodo por los ?raros?. Este país es muy bonito, pero el grueso de la gente es muy idiota... Y las bandas de rock radical ven esa represión cultural que se inició con el golpe militar. Todavía somos hijos de Pinochet, pese a vivir en esta seudodemocracia, que no es del pueblo... Eso es lo que reclaman los cabros. Y yo también..."


FELIPE MONTALVA


anterior
siguiente