Buscar con Google

Edición 543
Portada
Inicio
Tradución
Favoritos
Recomendar Página
Cartas al Director
 
Libro de Visitas
  Firma el libro de visitas Firmar el Libro
Este es el punto donde dejan su firma quienes visitan este sitio.
.
Ediciones Anteriores
.
En esta Edición
Editorial
“el hombre es un lobo para el hombre”
Los Intelectuales
y la Dominacion
Desde hace días leo sin cesar documentos escritos para el público por intelectuales que hacen críticas al gobierno cubano
Este mundo
ancho y ajeno
Nunca la humanidad tuvo tantos medios para transformar el mundo

El mundo en poder de Estados Unidos

Cuba está en grave peligro, advierte ex embajador de Chile en Washington
TLC
El machismo en el TLC
Zapatistas
Zapatistas revelan
su historia
EVO MORALES
LA HOJA DE COCA, UNA BANDERA DE LUCHA
Escuela Karelmapu
La cara oculta de
la prueba Simce
Fuerza Social
Congreso de la
Alternativa Social

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuerza Social y Democrática propone

Congreso de la Alternativa Social

Con la participación de un centenar de adherentes y simpatizantes, la Fuerza Social y Democrática desarrolló su primera Asamblea Nacional el 26 de abril. Así, a seis meses del Congreso Social en que formalmente se definieran sus orientaciones y principios básicos, la FSD dio un paso adelante en su proceso de perfilamiento político y organizativo. Un conjunto de resoluciones marcarán su quehacer durante el resto del año y serán trascendentes para quienes están resueltos a hacer política desde lo social.
DE izq. a der., Rodrigo Bustos, ex presidente de la Fech; Julio Lira, actual presidente; Jorge Pavez, presidente del Colegio de Profesores; Marcelo Araya, presidente de La Voz de los Sin Casa de Peñalolén; Gladys Corral, presidenta del Colegio de Enfermeras; y Alejandro González, del Colectivo Militancia Popular de La Pintana.  

El evento estuvo enmarcado, además, en una coyuntura en que el interés público se vio acrecentado por la adhesión a la FSD de la directiva de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), al tiempo que el Partido Comunista anunciaba la marginación de sus filas de sus militantes que hacen parte de la FSD.
Al inicio de la jornada, a nombre del Coordinador Nacional, el secretario ejecutivo, Roberto Villagra, dio una cuenta del quehacer realizado en el período. Destacó el impulso de un plan de acción que se realizó con dos líneas de denuncia -contra la guerra desatada por los Estados Unidos y contra las prácticas de corrupción evidenciadas en el sistema político nacional-, y, por otro lado, el proceso de conformación de instancias de la FSD. En este plano, se informó de la constitución de la FSD en el Colegio de Profesores, en la Constramet (trabajadores metalúrgicos) en el Frente de Trabajadores, así como avances en esta dirección en los frentes poblacional y de pequeños y medianos empresarios.
Se dio cuenta, igualmente, del funcionamiento y proceso de fortalecimiento del Coordinador Nacional, al que se han integrado representantes de la Confederación de Pescadores Artesanales, del Colegio de Arquitectos, de los Pequeños Industriales del Calzado, entre otros. Finalmente, esta introducción hizo referencia al estrechamiento de lazos internacionales, que han significado las reuniones del Coordinador Nacional de la FSD con el vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, José Vicente Rangel, con el líder del Movimiento al Socialismo de Bolivia, diputado Evo Morales, y con el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.
Se desarrolló a continuación un debate por comisiones, sobre la base de una propuesta del Coordinador Nacional contenida en el documento de convocatoria de la Asamblea Nacional. La organización Acción Ecológica presentó, por su parte, una propuesta de pronunciamiento sobre diversos aspectos de la coyuntura política nacional e internacional, que se sometió al mismo debate.
Al término de la jornada, los relatores dieron a conocer una síntesis de las opiniones recogidas en cada una de las comisiones, que resultó convergente respecto al diagnóstico de la situación política y las propuestas que emanan de ella en cuanto al camino a seguir por la Fuerza Social y Democrática.
La FSD evalúa que la situación en Chile ha llegado a un punto en que afloran cada día más abiertamente la crisis y contradicciones del sistema que dejó instalado la dictadura militar, y que se han limitado a administrar los gobiernos de la Concertación. Se aprecia que esta situación conlleva el riesgo de que en amplios sectores populares se acentúe la apatía, la desesperanza y pérdida de toda conciencia cívica o -peor aún- que se abandonen a los cantos de sirena de los herederos políticos de la dictadura
Los asistentes remarcaron, en el diagnóstico, las debilidades que cruzan al movimiento social, como herencia de la dictadura y de la desarticulación y desmovilización en que lo sumieron dirigentes concertacionistas, en el marco de la “transición”. El profundo daño en la conciencia que el modelo ha causado. La extensión de la desconfianza y del sentimiento de inseguridad entre los trabajadores y amplias mayorías ciudadanas por la penetración del mercado, la flexibilización laboral y el endeudamiento. La corrosión de valores y principios, por el mercado y el dinero. La compra de conciencias y la manipulación de sectores populares por la derecha, por el gran empresariado y por los funcionarios municipales y estatales.
Se planteó la necesidad de tener presente los problemas de funcionamiento y financiamiento que atraviesan a las organizaciones. Los bajos niveles de organización y de participación, sobre todo a nivel de la juventud. Se ve la necesidad de compartir una evaluación de las luchas sectoriales, hecha por las organizaciones que hacen parte de FSD; además de un estudio en profundidad del mundo social, que dé cuenta de su diversidad: reconocer y dar espacio de canalización de sus demandas a nuevas realidades y sectores discriminados, por su género, por su orientación sexual, por su procedencia, etc.
A partir de este análisis, las propuestas apuntaron a una complejidad de desafíos: en primer lugar, la necesidad de fortalecer las organizaciones sociales, desarrollar su autonomía, su democracia interna, su espíritu solidario y unitario. Abordar el trabajo con la gente con una metodología de educación popular, que rescate su propia experiencia para ir progresivamente proyectando su conciencia y su organización a nuevos niveles.
En segundo lugar, impulsar asambleas de articulación de las organizaciones sociales a nivel territorial, comunal y regional. Detectar las necesidades y motivaciones de cada sector, para ir incorporándolas a la plataforma de lucha que se levante, con un lenguaje claro y sencillo y con proposiciones factibles de alcanzar. Convocar a partir de ellas a la movilización social, reponiendo este escenario como un escenario político. Avanzar hacia un paro-protesta nacional con una multiplicidad de pequeñas luchas, que vayan sumando fuerzas, desde los sectores más movilizados.
En tercer lugar, fortalecer la FSD en su labor de articulación de las organizaciones y luchas sociales, y en su proyección política; constituyéndola en los ámbitos territoriales, a nivel comunal, regional y nacional; así como en comisiones de carácter temático, conforme se definió en el Congreso Social. Descartar proyectarse como “organización política de Izquierda”, ya que resulta limitante e induce a la confusión con los partidos y grupos de Izquierda existentes. La ubicación política de la FSD, se señaló, la definen sus propios objetivos. Los principales de ellos son el cambio de la Constitución de 1980 y del modelo de economía neoliberal, así como la integración latinoamericana en un marco distinto al que plantea el Area de Libre Comercio de las Américas (Alca). Enfatizar más bien los componentes éticos de la práctica política, el servicio al pueblo, la honestidad y la transparencia.
En cuarto lugar, emprender la tarea de levantar, desde el movimiento social, una alternativa de gobernabilidad democrática y de justicia social, por un desarrollo nacional soberano, justo, respetuoso de la diversidad nacional y cultural y armonioso con el medio ambiente. Tomar contacto para estos efectos con todas las organizaciones sociales y políticas contrarias al modelo neoliberal y a la Constitución pinochetista, para discutir cómo encarar en forma unitaria este desafío. Realizar, con este propósito, un Congreso de la Alternativa Social en el segundo semestre de este año. Una enorme tarea y responsabilidad que sólo podrá ser exitosamente abordada si se van constituyendo los espacios de participación para que todos y cada uno de quienes se han sentido interpretados por la convocatoria de la Fuerza Social y Democrática hagan su aporte y contagien su entusiamo a nuevos y más amplios sectores ciudadanos llamados a construir “el Chile que queremos”

M.H.


Dirigentes juveniles en la Fuerza Social


La Asamblea Nacional de la Fuerza Social y Democrática (FSD) se convirtió en noticia para muchos medios de comunicación, por la participación del presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), Julio Lira, y de los ex presidentes de esa Federación Iván Mlynarz, Alvaro Cabrera y Rodrigo Bustos, todos militantes o simpatizantes del Partido Comunista. Asimismo, desde Francia, hizo llegar una carta de adhesión a Jorge Pavez y demás dirigentes del magisterio expulsados del PC, el ex presidente de la Fech Rodrigo Roco (ver pág.31)
Los dirigentes de la Fech participaron en la fundación de la FSD, hace dos años, y mantuvieron un representante en su Coordinador Nacional hasta que comenzaron los problemas con el PC, que derivaron en la “suspensión indefinida” de ese partido de Jorge Pavez, Darío Vázquez y Loreto Muñoz, presidente, primer vicepresidente y dirigente nacional del Colegio de Profesores, respectivamente.
Sin embargo, en la Asamblea Nacional de la FSD, los dirigentes y ex dirigentes de la Fech participaron para reafirmar su adhesión al propósito de “hacer política desde lo social”, que plantea la FSD.
Cabe agregar que también forman parte de la FSD dirigentes estudiantiles que militan en LaSurda, entre ellos Cristián Jamett, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Arturo Prat (Iquique); Gisela Marchant, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Tecnológica Metropolitana (Utem), de Santiago; Felipe Núñez, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción (Fec); César Casanova, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad del Bío-Bío (Concepción); Pablo Moya, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Austral (Valdivia); Karina Fernández, vicepresidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Valparaíso; Diego Olivares, ex presidente de la Fec; Marco Cárcamo, ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Los Lagos (Osorno); y Diego Sáez, ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Austral (Valdivia). Asimismo, en la FSD participa Alvaro Ramis, ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica y actual profesor de Teología

 

 

Frente de Trabajadores apoya el paro nacional

Con participación de numerosos dirigentes sindicales y trabajadores se constituyó el Frente de Trabajadores de la Fuerza Social y Democrática, en un acto en el Colegio de Enfermeras de Chile. Esta agrupación nació de una iniciativa del Primer Congreso de Fuerza Social y Democrática, en busca de construir una alternativa que supere el actual modelo neoliberal.
Entre los fundadores se encontraban, entre otros, el presidente del Colegio de Profesores, Jorge Pavez; el presidente del Sindicato Nacional de Scotiabank, Jorge Martínez; Miguel Soto, presidente de la Confederación de Trabajadores Metalúrgicos (Constramet); Andrés Bustos, dirigente nacional de la CUT; Luis Mesina, presidente de la Confederación Bancaria; y Etiel Moraga, ex presidente de la CUT, etc. El objetivo de este Frente es articular diversas luchas del movimiento sindical para la transformación social, política y económica del país.
Posteriormente, en conferencia de prensa, dirigentes del Frente de Trabajadores de la FSD, declararon:
“La Fuerza Social y Democrática, conforme a las resoluciones del Primer Congreso Social en orden a construir una alternativa para el país capaz de enfrentar y superar el actual modelo neoliberal y a sus múltiples expresiones en la vida nacional, el 24 de abril, con la participación de numerosos dirigentes sindicales y trabajadores, ha constituido el Frente de Trabajadores, cuyo objetivo principal es articular las diversas luchas del movimiento sindical tras el objetivo de la transformación política, social, económica y cultural del país.
Las luchas sindicales y de los trabajadores en general requieren de expresión política. Articular los grandes esfuerzos reivindicativos de los diversos sectores de la vida productiva tras el gran objetivo de levantar una alternativa política para el país, es el gran desafío del Frente de Trabajadores de la Fuerza Social y Democrática.
De este objetivo central se desprende la necesidad de impulsar nuevas formas de enfrentar el quehacer sindical, impulsando los principios de autonomía, democracia y solidaridad en el seno del movimiento y la organización de los trabajadores. Para el efecto, uno de los ejes de trabajo a corto plazo que ha sido asumido es levantar una propuesta que coloque estos principios en la discusión de lo que será el próximo Congreso Refundacional de la CUT, convocado para el mes de agosto. Chile requiere una organización sindical única, capaz de superar la actual fragmentación y darle contenido político a las luchas de los trabajadores.
En consecuencia, el Frente de Trabajadores de la Fuerza Social y Democrática asume el llamado a paro nacional convocado por la Central Unitaria de Trabajadores para el 13 de agosto. Comprometiéndose a iniciar desde ya el trabajo que este desafío implica, y entendiendo la necesidad de movilizarse unitariamente en contra del modelo y las diversas formas con que afecta cotidianamente al trabajador y su familia. Un paro nacional para enfrentar la concomitancia del gobierno y la derecha en la aplicación de un modelo que afecta a la mayoría nacional”

 

Si te gustó esta página... Recomiéndala