Punto Final,Nº804 – Desde el 16 al 29 de mayo de 2014.
Documento sin título
Buscar
Editorial

Homenaje

Carta al director
Ediciones Anteriores.
En Quioscos
Archivo Histórico
Publicidad del Estado

El fallo de la Fiscalia

Regalo

Ricardo Paredes, vocero de la Cones

“Queremos derribar la lógica de mercado”

 

Vocero de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), observa indefinición en la propuesta educacional del gobierno y se pronuncia por una nueva institucionalidad enteramente pública, democrática y descentralizada. Reafirma la unidad con la Aces(1) y la Confech(2) tras el propósito de desmontar el modelo neoliberal de enseñanza y demanda el término de las discriminaciones y segregación que impone el actual sistema a los estudiantes.
Ricardo Paredes Brito (18), alumno de tercero medio humanista en el Liceo Manuel Barros Borgoño, de Santiago, vive en la comuna de Maipú. Militante comunista, participa en el movimiento estudiantil desde 2011, cuando cursaba primero medio. Ese año vivió la experiencia de un colegio en gran ebullición. Asistió a reuniones de delegados de curso y estuvo durante ocho meses en la toma del liceo. Le gusta escuchar música, es amistoso, y aficionado al fútbol. Ahora comparte su tiempo entre el estudio y la vocería de la Cones.
¿Cómo ha sido la relación con el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre?
“El 7 de abril tuvimos una positiva reunión con él, en que nos dio a conocer los lineamientos generales de su proyecto. Nosotros le entregamos nuestras propuestas. En la reunión notamos mucha indefinición de su parte.
Todavía no podemos decir que haya puntos de choque, sino más bien indefiniciones; el ministro no tiene una propuesta clara, o al menos no la ha dado a conocer. Como no había cosas concretas, se nos hizo complicado sacar algo en limpio, aunque consideramos positiva la reunión. Este gobierno está en una disposición más dialogante que el anterior”.
¿En qué coinciden o difieren?
“Estamos de acuerdo en desmunicipalizar, que es una demanda histórica del movimiento estudiantil desde hace más de treinta años. También concordamos en la descentralización económica y administrativa, para que la nueva institucionalidad educacional considere las realidades de cada región. No obstante, hay muchos temas no resueltos, como lo relacionado con la democratización del sistema o la gratuidad del pase escolar los 365 días del año”.

RELACION CON LA ACES
¿Cómo es la relación con la Aces?
“Con la Aces tenemos clara convergencia. Nos hemos levantado conjuntamente para derribar el modelo neoliberal en educación y esa es la base de nuestra unidad. Pero también tenemos diferencias.
La Aces tiene como punto central de su programa el control comunitario de la educación, que se extiende también a la sociedad en su conjunto. Aunque no rechazamos completamente la idea de control comunitario, pensamos que no hay condiciones todavía para ejercer esa clase de control social.
También diferimos en la forma de trabajo y en la manera de organizarnos. La Cones trabaja en una plenaria nacional que representa a un conjunto de federaciones estudiantiles regionales, que han sido electas en votación directa por una mesa regional a la que asisten delegados de los liceos. El modelo de la Aces es asambleísta, y permite participar en igualdad de condiciones a gente que no es representativa de sus propios liceos.
La piedra de tope con la Aces son las diferencias ideológicas. Aunque tengamos los mismos objetivos finales, los buscamos por caminos distintos. Nosotros estamos desarrollando una propuesta de participación estudiantil post reforma, para crear una federación unitaria nacional reconocida por el Estado, en la que confluyan todos los actores existentes en la construcción de directivas regionales o nacionales. Creemos que eso daría mayor participación y legitimidad al movimiento secundario”.
¿Les perjudica actuar separados?
“Cualquier división en el movimiento social es perjudicial”.
¿Qué entidades debieran administrar la educación?
“Esperamos un modelo de administración democrática, que en un mediano plazo permita que las autoridades que gestionen la educación en una región, provincia o comuna sean electas por quienes residen en cada territorio. Un director regional de educación electo por la comunidad podría responder mejor a lo que quiere esa comunidad en materia de educación. Pensamos en una educación cien por ciento pública y descentralizada, que debe ser financiada y administrada íntegramente por el Estado”.

LOGICA DEL LUCRO
Eso contradice el centralismo del Estado.
“Partimos de la premisa de que este cambio en educación es parte de otro aún mayor, que debiera abarcar otros sectores del Estado, desregulados durante la dictadura. Me refiero a salud, educación o condiciones laborales para los trabajadores. Por sobre todo, a terminar con la institucionalidad pinochetista, que nos tiene coartados en nuestras posibilidades de construir una democracia sin restricciones. Por estas razones, soy férreo defensor de la Asamblea Constituyente para una nueva Constitución”.
¿Cómo desatar el nudo de la educación particular subvencionada?
“Los colegios particulares subvencionados sólo se sostienen bajo la lógica del lucro. No podemos tener corporaciones privadas lucrando con la plata de todos los chilenos. La nueva administración estatal debiera absorber a los actuales colegios particulares subvencionados y reconvertidos en colegios públicos. Queremos derribar la lógica de mercado en educación”.
¿Qué piensa sobre el financiamiento por asistencia?
“Somos contrarios, porque los fondos para educación no deben depender de si un alumno asiste a clases. Estamos por un financiamiento basal; es decir, porque la inyección de recursos públicos se asignen mediante la presentación de un proyecto educativo de cada establecimiento, aprobado y financiado durante todo el año”.

DISCRIMINACION EN LOS COLEGIOS
¿Cómo terminar con la discriminación y segregación en el sistema escolar?
“Aunque todavía el gobierno de la Nueva Mayoría no tiene orientaciones totalmente claras, avanza hacia definiciones más concretas que, como movimiento por la educación, tenemos que impulsar con todas nuestras fuerzas.
Existe un claro debate ideológico entre la Alianza por Chile, que busca impedir los cambios, y las fuerzas progresistas, que queremos cambiar el orden constituido. El planteamiento del ministro Eyzaguirre sobre el mecanismo de selección en los liceos emblemáticos y Bicentenario, es una señal de que la selección de alumnos es un instrumento de segregación.
Hoy, los establecimientos educacionales se miden por los resultados que obtienen, lo que viene acompañado de más recursos, fomentando así la competencia desigual entre establecimientos. La educación tiene que ser un lugar de encuentro y no un espacio para la competencia desatada.
El ministro nos dijo que los cincuenta liceos Bicentenario son una muestra más de la crisis que está viviendo el modelo de educación. Propone que el reclutamiento de alumnos deje de hacerse mediante pruebas de admisión.
Los liceos Barros Borgoño, de Aplicación o Instituto Nacional no pueden estar reservados solo a una élite y el acceso a sus aulas debe ser igual para todos. Cualquier tipo de selección en el sistema privado, particular subvencionado o municipal, debe terminar. Queremos derrotar las desigualdades, por eso estamos derribando los muros que impiden una educación igualitaria. Trabajamos en una propuesta más completa sobre el asunto, en cuya elaboración participan colegios emblemáticos, que también tienen un debate interno en sus propias bases estudiantiles y con sus directores.
Queremos terminar con la selección de alumnos; pero hay que buscar mecanismos de reemplazo para reclutarlos, como: el orden de lista, el orden de llegada, la localización geográfica o una combinación de varios criterios. Esperamos conocer los proyectos de ley del Ejecutivo para tener una propuesta más clara sobre este asunto”.
¿Qué mecanismo emplearán para el análisis de estos proyecto?
“Estamos por la unidad de acción del movimiento estudiantil, aunque existan algunas diferencias. Con la Aces y la Confech tenemos mesas de coordinación, que buscamos extender a un movimiento social amplio por la educación, integrado además por profesores y trabajadores de la enseñanza.
Es fundamental la presencia en esta mesa de la Coordinadora de Padres y Apoderados por el Derecho a la Educación, que se ha planteado en favor de la lucha de los estudiantes por la recuperación de la educación pública. Ellos son un componente fundamental de esta gran lucha que estamos dando, como sociedad chilena, por el derecho a la educación.
La propuesta debe surgir desde los liceos, escuelas y facultades universitarias. Es de primera importancia que el debate se realice en asambleas, porque ello dará a nuestra propuesta la fuerza suficiente para cambiar el modelo. A raíz de la ardua lucha que hemos dado desde 2006, hemos logrado instalar en la sociedad chilena el consenso de que la educación está mal y de que hay que cambiarla”.

MILITANCIA Y VOCERIA
¿Cómo concilia su militancia en las Juventudes Comunistas con la vocería de la Cones?
“Los comunistas tenemos vocación de poder y nos insertamos en los frentes de masa para dar una conducción política que permita avanzar hacia la construcción de mayoría, para ganarle a los poderes fácticos y a la derecha política. Buscamos lo mismo para educación que para salud, vivienda, trabajo y un sinnúmero de aspectos que han impedido nuestro desarrollo como sociedad plenamente democrática. Bajo esa mirada, mi militancia en las JJ.CC. no es incompatible con mi participación en el movimiento estudiantil”.
¿Hay una vinculación entre la Cones y la Nueva Mayoría?
“Muchos creen que la Cones es el cuerpo estudiantil de la Nueva Mayoría, pero aunque las JJ.CC. estén en el gobierno, actuamos como parte del movimiento social y optamos por las reivindicaciones de la comunidad. Nuestras actuaciones no las calibramos según convenga o no al gobierno, eso sería caer en la peor de las subordinaciones sociales y, en última instancia, vender el movimiento.
Somos luchadores sociales e independientemente de consideraciones políticas, iremos hasta las últimas consecuencias en defensa de las propuestas de nuestros compañeros”.
¿Cómo son las relaciones entre la Cones el Colegio de Profesores?
“El Colegio tiene una propuesta muy concreta de desmunicipalización, que nos sirvió de base para el debate que realizamos entre 2012 y 2013. Tenemos confianza mutua, que nos permite un avance mancomunado”.

LOS ALIADOS
La Aces tiene también vínculos con otras organizaciones, como el Sute.
“No tenemos relaciones con el Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación y somos tajantes: el Colegio es una organización que tiene sesenta mil afiliados y constituye una de las centrales sindicales más grandes de Chile. Aunque no cerramos la puerta al diálogo con el Sute, hasta este año no sabíamos siquiera de su existencia”.
¿A quiénes perciben como aliados estratégicos?
“Los estudiantes tenemos que defender en las calles, en primer lugar, el derecho a la educación y nuestros aliados naturales en ese sentido son la Aces y la Confech. Son las dos organizaciones con las que trabajaremos muy unidos entre 2014 y 2018. También vemos como aliados al Colegio de Profesores y a la Corporación Chilena de Municipalidades, que también tiene una buena propuesta para traspasar la educación municipal al Estado central. En un sentido más amplio, vemos como aliados a todos los que han acompañado nuestras demandas desde 2011, partiendo por nuestras propias familias”.
La Alianza por Chile ha propuesto que se haga una separación entre establecimientos que están bien y mal administrados, manteniendo bajo la tutela municipal a aquellos que ofrecen una buena educación.
“Esa propuesta de la derecha refuerza la convicción de que los sectores conservadores quieren mantener el modelo de educación privada, porque conviene a sus negocios. No nos sirve una reforma educacional de Plaza Italia para abajo. Luchamos por todos los estudiantes, sin distinción de clase, ideología o religión. Queremos una educación estatal, porque entendemos que la privatización de la educación ha afectado la cohesión social del país”.
¿Cómo ve las pruebas de selección?
“La Simce es un instrumento sesgado, porque no propone mejoras a la calidad de la educación, que era su idea original; plantea el ‘semáforo educacional’, para clasificar los liceos en buenos, regulares, malos o pésimos. Ello hace que las matrículas se vayan moviendo hacia los colegios mejor clasificados. Es una lógica nacida de la raíz más conservadora del país; que sirve para decir que una escuela o liceo no sirve para cerrarlo después, creando en su reemplazo colegios particulares subvencionados.
La PSU no mide habilidades, sino conocimiento. Si un alumno tiene aptitudes que no calzan con matemáticas o lenguaje, queda fuera de la universidad. Este sistema educacional está hecho para segregar y hacer más elitista el control del conocimiento en la sociedad chilena”

RUBEN ANDINO MALDONADO

(1) Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios.
(2) Confederación Nacional de Estudiantes de Chile (universitarios).

 

(Publicado en “Punto Final”, edición Nº 804, 16 de mayo, 2014)

revistapuntofinal@movistar.cl
www.puntofinal.cl
www.pf-memoriahistorica.org
¡¡Suscríbase a PF!!

 

Punto Final
Translation

Google Translate

En esta edición

Mr. Hammer, go home

“Queremos derribar la lógica de mercado”

Embajada de EE.UU. en campaña contra la reforma tributaria

Parientes pobres de la salud pública

La escuela pertenece a la comunidad

En edición impresa

Invocando a Patria y Libertad 

¿Debate sobre lo público o cómo repartir la torta?

Marcha por el Agua

El arte como ejercicio de la libertad

Hacerlo nosotros mismos

La oligarquía y la pauta de prensa

Visita