Punto Final, Nº808 – Desde el 11 al 24 de julio de 2014.
Documento sin título
Buscar
Ultimo Editorial

Homenaje

Carta al director
Ediciones Anteriores.
En Quioscos
Archivo Histórico
Publicidad del Estado

El fallo de la Fiscalia

Regalo

ABEL SANTAMARIA CUADRADO

 

El 26 de julio se cumplirán 61 años de su heroica muerte. Abel Santamaría participó en el histórico asalto al Cuartel Moncada, en Santiago de Cuba. Era el segundo de Fidel Castro en el movimiento que rompería las cadenas del dogmatismo y del reformismo en América Latina. Abel Santamaría fue hecho prisionero y horriblemente torturado. A su hermana, Haydée -que junto con Melba Hernández participaron en esa gesta-, los verdugos le mostraron un ojo de Abel. También habían quemado sus brazos y lo remataron a culatazos con otros combatientes prisioneros.
Abel Santamaría Cuadrado, de 26 años, era hijo de un matrimonio de inmigrantes españoles. Desde niño trabajó en un central azucarero, donde su padre era jefe de carpinteros. Más tarde, en La Habana, trabajó en una industria textil y se graduó como contador. Se hizo miembro del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo) en el que también militaba el joven abogado Fidel Castro. Ambos se conocieron en un acto del 1º de Mayo y trabaron una firme amistad que quince meses más tarde culminaría en el asalto al Moncada.
Con su salario como contador en una agencia de automóviles, Abel Santamaría alquiló un departamento donde vivía con su hermana Haydée. Pronto ese lugar se convirtió en cuartel general del movimiento clandestino que se proponía derrocar a la dictadura de Fulgencio Batista.
El 26 de julio de 1953, Abel Santamaría tenía la misión de ocupar un hospital vecino al Cuartel Moncada. Sin embargo, al comprobar que el ataque encabezado por Fidel Castro estaba en peligro, Abel y sus hombres acudieron en su ayuda. El asalto terminó en derrota de los revolucionarios pero significó el inicio del camino a la victoria, seis años después. “Una revolución no se hace en un día, pero se comienza en un segundo”, había dicho Abel Santamaría. La historia le dio la razón.

Publicado en “Punto Final”, edición Nº 808, 11 de julio, 2014


revistapuntofinal@movistar.cl
www.puntofinal.cl
www.pf-memoriahistorica.org
¡¡Suscríbase a PF!!

 


Punto Final
Translation

Google Translate

En esta edición

Bachelet en Washington

Eyzaguirre y su nube de asesores

Salario mínimo para reafirmar el modelo

El impetuoso poderío chino

La otra cara del Mundial

En edición impresa

La derecha chilena ensalzó a Hitler

La CUT al servicio del gobierno

Vender la patria

Fondos buitres atacan en Argentina

La miseria razonable de la CUT

La historia de un barco fantasma

Visita