Punto Final, Nº 843 – Desde el 17 de diciembre de 2015 al 6 de enero de 2016.
Documento sin título
Buscar
Opinión

Homenaje

Carta al director
Ediciones Anteriores.
En Quioscos
Archivo Histórico
Acto Miguel Enríquez
Discursos:
- Carmen Castillo
- Melissa Sepulveda
- Lorenza Soto
- Felipe Quezada
- Coordinadora Arauco-Malleco
- Movimiento de Pobladores Ukamau
Regalo

LAURA RODRIGUEZ

 

Vivió apenas 35 años, pero alcanzó a convertirse en una notable dirigente social y política centrada especialmente en la defensa de las mujeres y los oprimidos y en la lucha contra la dictadura.
Nació en Santiago el 1 de abril de 1957 y cursó estudios primarios y secundarios en la Scuola Italiana. Estudió ingeniería civil en la Universidad de Chile, donde se recibió con máximas calificaciones en 1983. Sus estudios estuvieron marcados por la dictadura, que imponía en las universidades un régimen de terror. Laura adhirió al movimiento humanista y dedicó sus esfuerzos al trabajo de base, convirtiéndose en presidenta de la Comunidad para el Desarrollo Humano, que promovió la fundación del Partido Humanista en 1984.
A los 32 años Laura Rodríguez Riccomini fue elegida presidenta del Partido Humanista, fusionado con el Partido Verde. Desde los inicios de su actividad política, Laura proclamó la importancia que tenía la mujer en la sociedad y en la política. Laura Rodríguez se convirtió en una figura dentro del movimiento humanista mundial al ser elegida vicepresidenta de la Internacional Humanista, en Florencia, por su contribución a la reconquista de la democracia en Chile. En 1989 fue elegida diputada por el distrito de Peñalolén y La Reina.
Trabajó incansablemente a pesar de un cáncer que la aquejaba. Se destacó en la defensa de las minorías discriminadas como los homosexuales, los enfermos y portadores del VIH, los jóvenes drogadictos y delincuentes, y los adultos mayores. Impulsó un proyecto de divorcio vincular en una moción parlamentaria que presentó en 1991 pero que no fue aprobada hasta 2004, doce años después de su muerte, ocurrida el 18 de julio de 1992.
La memoria de Laura Rodríguez sigue viva en una Fundación que lleva su nombre y sobre todo, en el recuerdo de los que la conocieron y trabajaron con ella.

Publicado en “Punto Final”, edición Nº 843, 18 de diciembre, 2015

revistapuntofinal@movistar.cl
www.puntofinal.cl
www.pf-memoriahistorica.org
¡¡Suscríbase a PF!!

 


Punto Final
Translation

Google Translate

En esta edición

La tragicomedia de la gratuidad

¡Alerta que camina!

Qué pasó en Venezuela

Nuevo actor político

Los escenarios adversos de 2016

En edición impresa

Ay, qué susto

Ideologización del ejército en el siglo XX

Cataluña y las elecciones en España

Violeta Parra ya tiene museo

¿Qué celebra la derecha latinoamericana?

USA y Cuba: un año después

Visita