Punto Final,Nº 848 – Desde el 1 al 14 de abril de 2016.
Documento sin título
Buscar
Ultimo Editorial

Homenaje

Carta al director
Ediciones Anteriores.
En Quioscos
Archivo Histórico
Acto Miguel Enríquez
Discursos:
- Carmen Castillo
- Melissa Sepulveda
- Lorenza Soto
- Felipe Quezada
- Coordinadora Arauco-Malleco
- Movimiento de Pobladores Ukamau
Regalo

Secundarios volverán a la pelea

 

Marcelo Correa Zúñiga, coodinador nacional de la Cones.

 

Marcelo Correa Zúñiga, nuevo coordinador de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), tiene 16 años y es presidente del centro de alumnos del Centro Educativo Salesianos Alameda. “Partí en la política en primero medio -hoy curso tercero-. Me uní a las Juventudes Comunistas, instancia que me permitió crecer individual y colectivamente y cachar un poco sobre qué es la política. Ahora milito en Revolución Democrática (RD), partido nuevo que apoya firmemente al movimiento social”, dice a Punto Final.
“Fui asumiendo en mi colegio el rol de dirigente. Creamos una plataforma: el Frente Estudiantil Salesianos Alameda, que demandaba mayor inclusividad, libertad de expresión -porque siempre ha habido problemas con los colectivos políticos, hay que entender que es un colegio particular subvencionado, de hombres y católico, aparte de todo lo que conlleva que sea salesiano-. Es un colegio bastante complicado para hacer política. La administración no te respalda, siempre intenta imponer la lógica evangelizadora. Nosotros quisimos romper con eso y darle un aire nuevo al estudiantado, decirle que la voz de los estudiantes es la que vale. La primera vez sacamos más de trescientos alumnos a la calle, estudiantes con conocimiento de por qué estaban marchando.
En diciembre fui electo presidente del centro de alumnos, el más joven en la historia del colegio. Fue un año duro, complicado, y éste también será, porque empezó con el despido de quince profesores. Sacamos una declaración y protestamos contra los despidos. Eso ha significado que exista hoy un ambiente, por decirlo de alguna forma, ‘poco fraterno’. Hay más miedo, porque se vio que la lógica del colegio es bastante neoliberal, incluso echaron a nuestros representantes: el presidente del centro de profesores, la tesorera, los profesores asesores… Protestamos en contra de los despidos y seguimos luchando por real representación que recoja el verdadero espíritu de Don Bosco, que en el fondo era un revolucionario, que trabajaba con los jóvenes obreros y que siempre respetó su dignidad”.

PROMESAS INCUMPLIDAS
¿En qué está hoy el movimiento estudiantil secundario?
“Retomando la fuerza que perdió luego de 2011. Ese año fue el auge del movimiento. Todo lo que vino después fue decadencia. 2016 lo caracterizamos como ‘Año de la Educación’, y la Cones volverá a la pelea para que se cumplan los acuerdos con la ministra Adriana Delpiano: consejos escolares, financiamiento por asistencia, desmunicipalización. No queremos otra ‘cocina’ del gobierno. Este año es para decir: ¡Basta! Vamos a pelear para que nunca más nadie no pueda estudiar.
Por eso es una lástima que el movimiento secundario tienda a caer en rivalidades internas. La Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces), es quizás un poco más radical que nosotros, que tenemos una política algo distinta, pero en el fondo tenemos los mismos objetivos”.
¿Qué ha pasado con la desmunicipalización?
“Creemos que hay que profundizar en la reforma a la educación. Que el proceso de desmunicipalización se haga de forma real, con un financiamiento a la oferta, no a la demanda, y que se priorice al sector público, como nos dijo la ministra. Prometieron que los consejos escolares iban a estar, que se iba a terminar con el financiamiento por asistencia, y que el proceso de desmunicipalización iba a ser gradual. Eso fue de las pocas cosas que pudimos acordar… No se están cumpliendo todas. La desmunicipalización es muy lenta. Nos vamos a movilizar exigiendo que sea un proceso más limpio, que se termine de una vez por todas con el financiamiento por asistencia.
Parlamentarios de derecha y algunos de la Nueva Mayoría han levantado la idea de que la desmunicipalización sea opcional. La Cones defenderá las transformaciones profundas que hagan de la educación pública el pilar fundamental del sistema educacional y no descansaremos hasta que se cumpla la reivindicación histórica de la desmunicipalización.
También queremos levantar espacios para los estudiantes técnico-profesionales, que son la parte olvidada del movimiento estudiantil. Que se les asegure una infraestructura como se debe y docentes acordes a su especialidad, que se revisen los casos de despidos -como los ocurridos en los establecimiento salesianos-. Hay que parar con eso, pararlos en seco. Tiene que haber dignidad docente y estudiantil. Por lo mismo, apoyamos los consejos escolares resolutivos, que tienen que ser obligatorios al interior de los colegios y liceos”.
¿Están de acuerdo con la gratuidad que implementó el gobierno?
“No, porque obviamente queremos que se amplíe. Que sea universal y se corten las trabas que ponen los sectores más conservadores del gobierno. Han aplazado las transformaciones que Chile necesita. Hay que decirle a la Democracia Cristiana (DC) que el movimiento estudiantil quiere gratuidad en la educación, que sea universal, real, y que dejen de darle garantías al sector privado. ¡Hay que priorizar la educación pública!”.

SE NECESITA UNIDAD
¿A quiénes representa la Cones?
“A más de doce federaciones a lo largo del país que actualmente se están movilizando en función de demandas internas. Como Cones hablamos fuerte y claro en nuestro plenario: nos sumamos al paro de la Cut. Es necesario para el movimiento social participar y, más importante aún, si queremos cambiar la historia. No podemos permitir otro golazo del gobierno. Por ello decidimos luchar codo a codo con nuestros padres: los trabajadores y trabajadoras”.

CORRUPCION O CAMBIO
¿Qué opina de la corrupción?
“Estoy contra la corrupción y la política corrupta. Es impresentable que diputados, senadores, y gente del ámbito privado esté involucrada en cohecho y corrupción. En el fondo, están haciéndole un mal tremendo a la política. Están diciéndole a los chilenos que la política puede ser comprada. Eso está alejando a la ciudadanía”.
¿Qué transformaciones se necesitan?
“Primero, de la lógica que mueve nuestro país. Porque después de la dictadura militar hubo un proceso de transición que provocó el alejamiento de la gente de la política. Entonces, cambiar esa lógica y hacer una política más inclusiva y representativa es un primer paso. Las transformaciones que Chile necesita pasan por la educación; queremos por supuesto también una Asamblea Constituyente, que culmine con una nueva Constitución. Apostamos porque esa nueva Constitución sea vía Asamblea Constituyente, pues es el mecanismo que creemos más representativo. También, transformaciones en el ámbito de la salud, donde se debiera fortalecer el sistema público y pensamos en un trasporte público de calidad… Creemos que estos derechos debiesen ser respetados, y que el Estado se ponga por fin las pilas y diga a la ciudadanía que está detrás de aquello, y que los va a apoyar en cada una de sus necesidades, como siempre debió haber sido…
Cada vez que como movimiento social intentamos poner en la agenda alguna propuesta, los empresarios presionan y por medio de pagos ilícitos, incluso, frenan cualquier cambio. No puede ser que paguen a diputados y senadores -porque eso es lo que han hecho-, para evitar los cambios. Pienso que debiesen ser sancionados, encarcelados, castigados de por vida”.

REVOLUCION DEMOCRATICA
¿En qué está Revolución Democrática?
“Apostamos por una masa crítica, pensante, que impulse la evolución de la sociedad. Tenemos un representante en el Congreso: el diputado Giorgio Jackson, y creemos que su aporte ha sido fundamental para instalar esta nueva lógica de cambio y transformaciones profundas. Como Revolución Democrática luchamos por la Asamblea Constituyente, inclusividad de género, por más obras sociales, nos interesan los derechos económicos, de las minorías, la protección del medioambiente, etc.
Seguimos juntando firmas para inscribirnos como partido. Hasta ahora vamos bien. Durante marzo hicimos más de cien ‘firmatones’. Queremos ser un nuevo actor político que diga a los partidos tradicionales que su política es añeja y que ya no está contribuyendo al bien de la sociedad. Vamos a entrar a esa disputa, y creemos que vamos a ganar. Representamos lo nuevo, lo que crece. Estamos afuera de la Nueva Mayoría y somos críticos de sus políticas.
De hecho en estas elecciones municipales presentaremos nuestros candidatos. Siempre hay espacio para conversar con otras fuerzas; si las agendas son parecidas, vamos a colaborar, pero muchas veces con la DC no vamos a estar de acuerdo. Claramente van para otro lado. Pero sí, por ejemplo, con el Partido Comunista -como lo hicimos el año pasado-, o con el Frente de Estudiantes Libertarios (FEL) en el ámbito estudiantil. Podemos levantar agendas que compartamos

Arnaldo Pérez Guerra

(Publicado en “Punto Final”, edición Nº 848, 1º de abril 2016)

revistapuntofinal@movistar.cl
www.puntofinal.cl
www.pf-memoriahistorica.org
¡¡Suscríbase a PF!!

 

 

Punto Final
Translation

Google Translate

En esta edición

Luz que agoniza

La santa cruzada contra el aborto

Operación Obama

El naufragio de un oligarca

Contrarrevolución neoliberal en crisis

En edición impresa

Auge y caída de la UDI

Hay que inventar la alternativa

Secundarios volverán a la pelea

40 años del golpe en Argentina

El dedo y la Yakuza

La movilización que hace falta

Visita