Punto Final,Nº 862 – Desde el 14 hasta el 27 de octubre de 2016.
Documento sin título
Buscar
Ultimo Editorial

Homenaje

Carta al director
Ediciones Anteriores.
En Quioscos
Archivo Histórico
Acto Miguel Enríquez
Discursos:
- Carmen Castillo
- Melissa Sepulveda
- Lorenza Soto
- Felipe Quezada
- Coordinadora Arauco-Malleco
- Movimiento de Pobladores Ukamau
Regalo

Doris González en Estación Central

Caras nuevas del movimiento social

 

La candidatura a alcaldesa de la trabajadora social y vocera del Movimiento de Pobladores Ukamau (“Así somos”, en lengua aymara), Doris González Lemunao, representa un paso importante en el surgimiento en la comuna de Estación Central, de Santiago, de una alternativa al duopolio Nueva Mayoría-Chile Vamos. Su postulación es apoyada por un variado movimiento local con trabajo y propuesta que surgen de la experiencia de pobladores que han batallado cerca de treinta años por mejorar las condiciones de vida de los habitantes de las poblaciones Los Nogales y Santiago.
Los vecinos aislados son presa del clientelismo de los alcaldes. ¿Qué piensa al respecto?
“La desafección hacia la política ha hecho que la gente mire la gestión de los municipios o del gobierno como algo ajeno. Como respuesta a esa realidad, nosotros creemos que hay que avanzar hacia una mayor presencia popular en la vida pública. Según nuestra visión, los plebiscitos y consultas ciudadanas con efectos vinculantes son primordiales para crear espacios de participación y para que la gente pueda decidir cómo quiere vivir.
Se da mucho que los alcaldes tengan cierto favoritismo o ejerzan discriminación hacia personas o grupos de vecinos según sea su posición política o ideológica. Ese es un tema de ocurrencia cotidiana que vamos a erradicar. En Ukamau no hacemos distingo entre personas, porque no hay privilegiados cuando se trata de hacer respetar derechos. Todos tenemos el mismo nivel de participación, y aunque podamos tener desacuerdos, ello no significa que excluyamos a alguien por su manera de pensar. Invitamos a toda la gente por igual a luchar por una comuna con una mejor calidad de vida y cambiar la realidad, que ha permitido que algunos acumulen gran riqueza a costa del trabajo de la inmensa mayoría”.
¿Quiénes son los más perjudicados?
“En Estación Central existe por parte de la actual autoridad comunal una forma clientelar de relación, en particular con los adultos mayores. A diferencia de esta forma de entender la relación con la comunidad, nosotros vamos a considerar el parecer de la ciudadanía cada vez que se vaya a tomar una decisión que le afecte; porque apostamos por procesos participativos reales, para que la tercera edad y en general toda la comunidad decida cómo quiere vivir en su territorio.
Muchos adultos mayores se sienten abandonados y piden que la sociedad no los olvide. Pero el municipio solo les ofrece tortas y bebidas, que agravan sus enfermedades crónicas como la obesidad o diabetes. Nosotros derivaremos estos recursos a campañas de educación sanitaria o hacia mejores prestaciones en salud. La creación de una farmacia comunal ha fortalecido el derecho a la salud de nuestros adultos mayores y a partir de esa experiencia, evaluaremos la posibilidad de crear una óptica popular. Mejoraremos además la seguridad de los espacios públicos con más luminarias, veredas y calles más transitables”.

GOBIERNO MUNICIPAL DE OTRO TIPO
¿Cómo piensa encarar el gobierno municipal?
“Los funcionarios idóneos del municipio, más allá de como piensen, seguirán en sus funciones. La democracia real se construye con diversidad, porque las personas somos diversas en pensamientos y creencias, y tenemos que aprender a vivir la democracia con todas y todos. No podemos hacer distinciones en la administración municipal basadas en que una persona milita en el mismo partido que yo o pensando en los favores que podría obtener después de ella, porque eso también es corrupción. Queremos gestionar la municipalidad de manera transparente y al servicio de la comunidad”.
¿Cómo piensa enfrentar el mejoramiento de la calidad de vida en Estación Central?
“Existe una rápida expansión de la comuna hacia la altura, con elevadas torres de departamentos de hasta treinta pisos. Proliferan de manera indiscriminada por la inexistencia de un adecuado plan regulador comunal. Son urbanizaciones que no consideran el desarrollo de la infraestructura como sería, por ejemplo, el ensanchamiento de calles o la creación de espacios comunitarios; tampoco contemplan servicios adecuados para el bienestar de las personas que llegan a habitar en Estación Central. Esta situación produce crecientes tacos de tránsito y otras externalidades negativas.
Es urgente que la comunidad participe en la discusión de un nuevo plan regulador. Actuales microbasurales en sitios eriazos podrían ser reutilizados como plazas u otros lugares de encuentro. En particular me refiero a un sector de la población Santiago, dónde con los vecinos y vecinas hemos estado discutiendo sobre la posibilidad de crear un centro del adulto mayor en un sitio donde hoy existe un basural.
Nuestra invitación es a abrir la gestión del municipio a la comunidad, para que deje de ser sólo un lugar al que se va cada cierto tiempo a buscar un documento o una prestación; no es posible cambar la calidad de vida de la gente sin la presencia activa de la ciudadanía”.
¿Cuál es su propuesta de vivienda para los habitantes de la comuna?
“El municipio debe apoyar la construcción de viviendas sociales; en Estación Central hay paños de terreno disponibles. La EGIS (Entidad de Gestión Inmobiliaria Social) municipal debe ser más cercana a las necesidades de las familias y apoyar a todos los sin casa, sin discriminación, más allá de la relación clientelar que existe hoy del municipio con los postulantes a vivienda. Con participación de vecinas y vecinos queremos también echar los cimientos de lo que en el futuro podría ser una constructora social de viviendas básicas. Evidentemente el municipio no es el responsable de levantar viviendas, pero creemos que puede hacer mucho más en favor de los sin casa. No podemos seguir expulsando a nuestros vecinos más jóvenes hacia la periferia para priorizar los intereses de empresas inmobiliarias”.

LOS TERMINALES DE BUSES
La comuna está plagada de terminales de buses...
“Esos terminales son un problema para quienes viven en su entorno, por la congestión vial y la cantidad de hoyos en las calles. Un fin de semana largo es una pesadilla para quienes viven en avenidas 5 de Abril o General Velásquez. En un tramo que se recorre habitualmente en quince minutos, puede tardarse hasta cuarenta en esas fechas. Muchos terrenos se están usando como aparcadero de buses interurbanos e interfieren en el libre tránsito. Nuestra propuesta es clara: los terminales de buses deben ubicarse en lugares que conecten directamente con las autopistas. Como sucede con el terminal de Pajaritos, que tiene conectividad directa al Metro y a la carretera a Valparaíso.
La industria que todavía existe en Estación Central debiera tener también una política empresarial de acercamiento a la comunidad, que se exprese en contratar vecinos o vecinas en sus actividades productivas, porque la comuna tiene una importante necesidad de trabajo. El comercio ilegal de Estación Central se origina en la falta de otras fuentes laborales y por eso tratarlo aisladamente no tiene mucho sentido. El municipio debe dialogar más con estos comerciantes informales, ojala a través de sus organizaciones, para lograr una solución pactada que permita legalizar sus actividades de manera gradual. A los comerciantes informales también les conviene buscar una solución, porque actualmente Carabineros les requisa la mercadería y muchas veces terminan peor de lo que estaban cuando comenzaron a vender en la calle.
Todos los migrantes que lleguen buscando nuevo horizontes de vida serán bien venidos en Estación Central. Desde el municipio los apoyaremos para que puedan integrarse laboral y socialmente. El hacinamiento les afecta, porque viven en condiciones extremadamente precarias y eso lo vamos a enfrentar con políticas integradoras. El precio de los arriendos es muy elevado y es consecuencia de la especulación que muchos hacen, beneficiándose de la falta de habitación. La actual oficina municipal de migración no está enfrentando el problema de manera integral”.

ORGANIZACIONES QUE APOYAN
¿Qué fuerzas apoyan su candidatura?
“Tengo el respaldo de mi organización de base, Ukamau, de líderes de varias juntas de vecinos, de dirigentes del sindicato de comerciantes de ferias libres, de centros comunitarios, organizaciones culturales, comunidades cristianas de base, centros de padres y de profesores. Es un mundo diverso que comienza a plantearse como una alternativa para aquellos que están cansados de lo mismo.
Muchas personas que se habían desligado de la vida política han vuelto a participar porque perciben una posibilidad de cambio fuera de los espacios de la Nueva Mayoría y de la derecha. También apoyan nuestra campaña compañeros y compañeras del Movimiento Autonomista, de Unión Nacional Estudiantil, Revolución Democrática, Izquierda Libertaria, Convergencia de Izquierdas, y de las fuerzas agrupadas en el pacto Pueblo Unido, como el Partido Igualdad, Hijos de Mafalda y el Movimiento Patriótico Manuel Rodríguez, a partir de una movilización y articulación social que se está generando desde la base.
También hay una lista de candidatos y candidatas a concejales -como Alan Castro, de Ukamau; Jessica Gómez y Felipe Anativia del Partido Igualdad; Bárbara Molina del movimiento Hijos de Mafalda y Fabián Araneda de Izquierda Libertaria-, quienes enriquecen la diversidad de esta candidatura que se ha venido apropiando de espacios de participación para que la realidad cambie”.
Las fuerzas alternativas al duopolio muestran gran capacidad de movilización, pero en las elecciones, su fuerza se diluye y los mismos de siempre siguen apernados a los cargos...
“Las instituciones públicas están muy desprestigiadas, pero es allí donde se toman las decisiones importantes para la ciudadanía. No basta con ser miles en la calle, también tenemos que disputar espacios en la institucionalidad. Si nosotros no llegamos al municipio, quienes seguirán tomando las decisiones serán nuestros adversarios políticos.
La experiencia de nuestro proyecto de urbanización participativa en la antigua Maestranza de Ferrocarriles es muy ilustrativa. Sin recursos y con una inquebrantable voluntad, hemos logrado avanzar en soluciones habitacionales para muchas familias. Llevamos adelante un proyecto de vivienda social con el aporte de profesionales de la talla de Fernando Castillo Velasco, quien participó en el proyecto desde la formulación de la idea hasta parte importante de su elaboración. Las políticas públicas no deben hacerse solo desde el escritorio. Hay que acoger también la experiencia que viene desde los pobladores organizados en los territorios”.

PROYECCION POLITICA
¿Cuál es la proyección política de su candidatura a alcaldesa?
“El ejercicio electoral solo tiene sentido si va unido a la organización del pueblo. Nosotros tenemos vocación de mayoría para la construcción de un proyecto ante un mundo que es adverso. En los años 60 y 70 del siglo pasado, la toma de terrenos fue un camino válido para conseguir la vivienda, pero hoy no basta. Los pobladores y los trabajadores tenemos que participar activamente en las instituciones, para conducirlas y plantear desde allí directamente las demandas del pueblo. Quizá descubramos más adelante que estos espacios son insuficientes, pero eso dependerá del ritmo que imprimamos a nuestras luchas y de nuestra capacidad para constituirnos en un actor político importante.
La elección no es el único camino para construir una sociedad distinta. Gane o pierda, voy a seguir trabajando con la misma fuerza de siempre en las organizaciones sociales de Estación Central y comprometida con lo que sucede en el país. La acumulación de conciencia social y la capacidad crítica que hemos conseguido en estos años nos ha permitido articularnos y ofrecer en conjunto con otros, una alternativa de transformación social que se expresa en el trabajo unitario de muchos habitantes de Estación Central con un conjunto de fuerzas políticas emergentes, que han dejado en un segundo plano diferencias menores para ofrecer un camino distinto al proyecto neoliberal que representa a la casta política en el poder”.
En la pasada elección presidencial hubo cuatro candidatos de este sector político. ¿Qué podría suceder ahora?
“Espero que tengamos un candidato o candidata común. Lo razonable es acordar un programa y un mecanismo para elegir a aquella persona que mejor nos represente. Tengo fe en que por fin construiremos una alternativa. Invitamos a sumarse a este proceso de construcción colectiva de una fuerza social que signifique el inicio de un cambio profundo en Chile”.

RUBEN ANDINO MALDONADO

(Publicado en “Punto Final”, edición Nº 862, 14 de octubre 2016).


revistapuntofinal@movistar.cl
www.puntofinal.cl
www.pf-memoriahistorica.org
¡¡Suscríbase a PF!!

 

Punto Final
Translation

Google Translate

En esta edición

¿Quo Vadis, Chile?

El despertar de un pueblo

El desafío de la cooperación

Anularon sentencias de consejos de guerra

Hacia un movimiento social por la salud

En edición impresa

Aumenta presión para derogar Ley de Pesca

Caras nuevas del movimiento social

El Shimon Peres que los palestinos no olvidarán

País de lectores tardíos

Garay, nuestra mejor metáfora

Una esquirla de vanguardia en Valparaíso

Visita